miércoles, 15 de noviembre de 2006

Don Julio


¿Cuanto tiempo más tenemos que aguantar a Julio Grondona?

EL País entero se unió para darle fin a la posibilidad de que Rovira sea reelecto eternamente en Misiones, dando un mensaje contundente a la vieja política. Usando el sentido común nos dimos cuenta de que no era un hecho democrático quedarse en el poder indefinidamente.

¿Acaso, Don Julio no debería irse de una vez por todas?

Creo que esta semana se vieron reflejados todos los problemas que tiene el fútbol argentino. Rodeado de corrupción, inseguridad y sobre todo impunidad. Lo más grave es que siempre el principal perjudicado sea la gente. El Comité Ejecutivo (Está integrado por un Presidente y 27 miembros titulares que representan a los clubes de todas las categorías) decidió que no se van a vender mas entradas hasta fin de año, para ningún partido de ninguna categoría, o sea que prácticamente solo los socios van a ingresar a los estadios. Claro que con esto también aumentara la programación de partidos, no se iban a olvidar de alimentar el monopólico negocio de Torneos y Competencias.

Por ahora nadie parece poder controlar a los pocos inadaptados que arruinan el espectáculo y eso nos convierte a todos en esclavos de sus actos. La impunidad que tienen los “barras bravas” en nuestro país es asombrosa. Por otra parte pienso que no son directamente los culpables. La verdadera culpa debe recaer en la organización y en los altos funcionarios.

Es probable que las amenazas a los jugadores, por parte de los barras de Gimnasia, nunca sean denunciadas y que nadie siga detenido un lunes a la mañana producto de alguna riña dominical. Si Grondona sigue siendo el mandamás del Fútbol Argentino, el temor a contar lo que realmente pasa, estará siempre latente. En una de esas los periodistas no se animan a hablar porque es el dueño de los canales de televisión. O los jugadores no denuncian las continuas apretadas porque no se sienten respaldados por el sistema.

Por supuesto que Grondona no vio el partido entre Gimnasia y Boca, así que no pudo opinar sobre la actitud de los jugadores locales, pero si tuvo tiempo para decir que en el caso de haber habido amenazas, los jugadores deberían haberlas denunciado antes y no después del partido ya que perdían valor. No creo que haya tenido en cuenta que ni el mismo Presidente de Gimnasia respaldó a sus jugadores y contrariamente, les puso abogados para armarles las declaraciones.

Pero nada parece ser un problema para “Don Julio”. ¿Será este el fin de la mafia en el fútbol? Difícil. El famoso “todo pasa” esta más vigente que nunca y si le preguntamos por su retiro, la respuesta parece sabérsela de memoria, "No estoy acostumbrado a dar un paso al costado. Mientras me dé la salud, seguiré”.

7 comentarios:

Martin de Lanus dijo...

Grondona es como todo buen politco argentino, corrupto. Veamos sus mandatos:
Desde 1957 a 1976 presidente de Arsenal, 20 años ininterrumpidos... Del 76 al 81 presidente de Independiente, cargo que dejaría solo para ser el maximo presidente del futbol argentino hata la actualidad. A cargo de la AFA ya lleva 26 años... ¿No es esto un poco demasiado? ¿No hay nadie que lo derroque? ¿o sera que nadie se atreve? Sin dudas un mafioso.

Anónimo dijo...

Power to the people.

Anónimo dijo...

Don Julio "Todo pasa" es il capo de mafia, no solo en la AFA, en la FIFA tambien, maneja todos los hilos y no es presidente por que habla solo castellano, Blatter todo le consulta y todo se hace segun el dice, es vice 1º y eso no es moco de pavo, y hace ya muchos años. No seria un excelente Ministro de Relaciones Exteriores
Saludos, excelente nota cc

Anónimo dijo...

Julio es un gordo hijo de puta y viejo choto , el DIEGO tendria que se el presidente del futbol argentino ya que es el maximo esponente del mismo y es sinonimo de Futbol.

Anónimo dijo...

el Diego no puede ser nunca presidente de futbol Argentino por mucho que lo quiera. Lo banco como DT y hasta si quiere jugar en la selección denuevo con sus años demás, pero la AFA requiere de una persona SERIA. Alguien que no se corrompa y que no tenga miedo de enfrentarse con nadie.

Anónimo dijo...

Justamente eso es El Diego.
Alguien que no se corrompe y que no tiene miedo de enfrentarse con nadie.

Anónimo dijo...

El futbol no vaa cambiar hasta que Grondona se vaya. Es un corrupto y hay muchas pruebas que lo sustentan