jueves, 28 de mayo de 2009

Azúcar y Panqueques

Él siempre usa la cucharita para comer esos golosos panqueques de dulce de leche. Son nueve pedazos, cortados a la perfección, bien abundantes, y al lado, un vaso rojo de chocolate caliente para beber, el viejo habito del dulce comer.

Juan, morocho de panza finas si las hay, se jacta aún de conservar las recetas de su bisabuela Tata, “¡Nunca olviden los escons familiares! ¡Vienen de mi abuela Mimí!”, solía recordar la querida Tata cada primer domingo del mes.

Ahora su lugar en la mesa siempre es el silencio en base al mordisqueo. Por ejemplo, en el almuerzo de hoy, la cocinera Martha, observaba como Juancito arrasaba a las apuradas dos choclos con manteca y un pato a la naranja; para luego marcharse sin siquiera cruzar los cubiertos arriba del plato.

Mas tarde, se lo vió al volante de un Renault Fuego en pleno tráfico céntrico, degustando con las ventanas bajas un rico capuchino, propio del cafetero de Córdoba y Suipacha, pregunten y verán.

Al terminar el café, Juan tomó la cuchara y pasó su lengua por el azúcar, se lo veía un poco mareado. Distraídamente volteó la mirada y sonrió contra su ex mujer. “¡Nada de edulcorante! ¡Zorra!”, escucharon los veloces peatones. De feliz carcajada lo consideró una experiencia catártica y así continuó conduciendo.

En la cuadra de su oficina largó un suspiro y se sintió aliviado por llegar. A nadie le gusta manejar con la panza llena. Encima, anoche no pegó un ojo por los gatos del vecino. Había en su rostro un color de piel púrpura bien propio de vampiro asustado. Recién a las seis se podrá ir, pobre Juan, quizás, antes de la caída del sol.

Otra mujer sueña ahora él, azúcar y panqueques.

jueves, 21 de mayo de 2009

Reporte Nocturno


A las 3 y 24 empezó a llover, un chaparrón medio de gota gorda, intermitente, aunque se agudiza de a momentos, parece que las nubes están muy marcadas, no está completamente nublado.

Pasaron solo 2 minutos y el chaparrón cesó por completo, ahora apenas cae una llovizna imperceptible.

Saber cuántas personas captaron este chaparrón de escasos dos minutos es probablemente una pregunta incontestable. Pero si sacáramos un porcentaje seguramente sería extremadamente bajo, debido a la hora en las que nos encontramos.

Recién son 3 y 27 y la lluvia parece volver, pero de una manera más leve y constante, no como aquel chaparrón, aquel será inolvidable.

Ya siendo las 3.54 am la situación es incomparable, después de casi media hora de armoniosa calma, la lluvia ha vuelto, como era de esperarse, el cielo ahora si está cubierto y un gran chaparrón se ha desatado, claro que ni por asomo como el primero, ya que aquel había sido y siempre será el ´primero. Pero este ha durado a fin de cuentas menos que el anterior, aunque con un comienzo arrasador.


Todos pensamos que iba a superar largamente a nuestro querido y ya conocido primer chaparrón pero parecería ser que no, mucho más luminoso sí, hay que aceptar que en el primer escueto diluvio no hubo reflejo alguno, y esa tal vez sea la diferencia para notar, porque si de tiempo hablamos no hay desempate posible, han sido uno tan igual como el otro. Claro que si de luz hablamos, el segundo es de una electricidad impactante.

La luz lo es todo, aunque no hay nada como ser primero. Ya siendo 4.02, apenas entrando en estos nuevos 60 minutos, la lluvia continúa pero muy leve, no tan leve como la posterior al primer chaparrón.

Pero si, es leve de todas maneras. El cielo se despeja de oeste a este y lo hace lentamente, prácticamente la briza no se percibe.

Ahora ya son y 17 y sigue lloviendo. Leve pero constante, en las inmediaciones del río parecería no haber lluvia pero si algunos relámpagos, como que las nubes terminan en Las Heras.

5 y 10, el primer avión despega de Aeroparque y ya no llueve hace rato. La temperatura se estabilizó en 20°, el otoño en su máxima expresión. Reportando en directo desde lo más profundo de la noche.

martes, 19 de mayo de 2009

Nagi Noda // Sentimental Journey

video

Yuki es un corto realizado en plano secuencia por la directora pop japonesa Nagi Noda. En el film aparece la cantante de misma nacionalidad; Yuki Isoya, ex Judy and Mary presentando su trabajo como solista "Sentimental Journey".

Lamentablemente Noda falleciò el 7 de Septiembre del 2008 luego de un accidente automovilístico, pero gracias a las nuevas tecnologías todavìa podemos ver algunos de sus trabajos.



What goes around comes around // Publicidad para Coca-Cola, con mùsica de Jack White

A small love story about Alex & Juliet // Publicidad para Franc franc

Fitness Video // Publicidad para Panasonic

sábado, 16 de mayo de 2009

lunes, 11 de mayo de 2009

Tetro


Se viene Tetro, la bochornosa y esperada película de Francis F. Coppola, filmada el ultimo año entre las calles de Buenos Aires y paisajes de Argentina. Se rumoreaba para su estreno la significante apertura de Cannes '09 pero esto no pudo ser posible, ahora todo indica que será para mediados de junio cuando un grupo reducido de salas norteamericanas proyecte sus primeras cintas; cine para exportar y del mejor. Mientras tanto el trailer ya se puede ver online, hay un sitio web y parece que también Francis está chocho con las ultimas tendencias en comunicación. En Youtube abrió un canal especifico sobre Tetro, donde aparece comentando la trastienda del asunto y presenta entrevistas a los distintos actores del film.

+Links

viernes, 1 de mayo de 2009

Pasajera en Trance

En la misma semana viajé gratis en dos líneas de colectivo distintas, sólo el chauffeur y yo, sin un sólo pasajero a la vista y sin hacer ninguna parada en todo el camino. Me ahorré 2,50 de puras monedas, las dos veces fue extremadamente similar, ambos colectiveros me llevaron ¨de onda¨.

El primero me había dicho que me dejaba en la calle ¨Chacarita¨ para que me subiera a otro 168. Algo que sólo el entendió, claro que me bajé en mi casa. El segundo, el 95, me dijo que tenía la puerta rota, pero al notar mi cara de disconformidad al ver que otros dos colectiveros se alejaban sigilosos, me preguntó, al igual que el conductor del ciento sesenta y ocho, ¿hasta donde vas? y casi sin escuchar mi respuesta, soltó un te llevo.

Al bajar, las dos veces, sonreí junto con un muy simpático ¨muchas gracias¨.

Quizás pasado mañana me vuelva a pasar. Guardo mis monedas de la suerte en el bolsillo derecho del pantalón, es curioso que para conservar esa suerte no debería utilizarlas nunca, ya que al hacerlo no sólo perderían su fortuna si no que dejarían de estar en mi poder para siempre y aunque suene egoísta, no me gustaría ceder mi ventura a otro desconocido transeúnte.

El mismo suelto se rehusa a ser utilizado, el martes después de un largo día de tragar vil metal, la máquina expendedora de boletos se indigestó con la continua alimentación absurda, las mismas que no me fueron requeridas al subir al noventa y cinco cuando el chofer, cansado de fallidos intentos por reparar la puerta trabada de lado, me indicó que no hacía falta, que me llevaba gratis, de vuelta.

Psycho Cupid.