lunes, 23 de abril de 2007

Un reggae para Vladimir.

Hace unos días, venia viajando en un taxi que lo manejaba un pibito sin apuros escuchando reggae. Por afuera del auto, la ciudad estaba muy tranquila respirando smog al sol, adentro, yo disfrutaba de las imágenes porteñas que arrojaban el viaje. En un momento, desde el estéreo de colores empezó a sonar la canción “Guiltiness” de Bob Marley, un tema del disco Exodus (¡por cumplir 30 años!), que debe estar entre las mejores canciones protesta del rasta.
Siempre es bueno escuchar reggae arriba de un auto y este viaje no iba a ser la excepción. Así fue que, en pocos segundos, los paisajes urbanos a la par de la música, empezaron a fusionarse y simplemente ser. Mi humor era muy bueno, el tráfico andaba bien y el volumen estaba alto. No podía pedir más. Entonces, así de la nada, el mismo Bob, me volvió a dar una palmada a través de su música.
Un par de cuadras antes de bajarme, llegue a cruzarme desde lejos con una manifestación. No logre ver porque reclamaban. Sin embargo, otra cosa me llamo la atención: el escuchar y poder ver una protesta al mismo tiempo. Antes, venia viajando junto al “wah-wah” de la guitarra, dejando al mensaje de la letra en un segundo plano. Pero la gente y sus pancartas, hicieron que le ponga atención a un costado que tenía olvidado de Bob, el de saber como luchar contra la injusticia.
Todo esto me llevo a pensar en dos aspectos sobresalientes del reggae. El ser un comunicador de ideales y un buen ambientador de ánimos, o mejor aun, que las dos brillen al mismo tiempo, convirtiendo a una canción en una hermosa forma de levantar la voz. Seguro que no hay que quejarse por cualquier cosa, pero a veces es importante expresarse y hacerse escuchar. Si ésto es necesario, estaría bueno seguir el ejemplo de Bob Marley y ser siempre coherente en la forma de hacerlo. Creyendo en uno mismo y amando a los demás.
Protesta o no, el reggae es para bailar y sentir.

Vladimir Coffcof.

La pintura es de Alexander Cooper, un pintor de Jamaica.

3 comentarios:

El Pequeño Nicolas dijo...

Sabias palabras de Bob:

... satisfy my soul.
Every little action
there's a reaction.
Satisfy my soul!!!

El tony dijo...

yah is the guide. yah live.

Anónimo dijo...

basta de censura