martes, 7 de septiembre de 2010

El Carozo


Esto no sale más, voy a tener que fregar toda la maldita tarde. Y no sólo eso, además de tirar mi mejor vestido al tacho, tengo que hacerle frente a la vergüenza. Si ya se, la escena terminó, podría tirarme dichosamente en mi cama y no pensar más, pero a ver ¿quién le es fiel a su voluntad? Ay me retuerzo con sólo imaginarme en las calles otra vez. Si tuviera un millón de dólares me operaría la cara, me iría a vivir a otro país. Ya no tengo paciencia, una mínima risotada y mato a alguien. Diría que hasta soy peligrosa, se me fue el control. Me cago en todos. Lo peor es no poder disimular mi cara de estúpida, viste ya que todos te miran por lo menos no te pongas color bermellón, sonreí y hacete la model, pero no, no soy así. ¿Por que fui? ¿Por qué? Si sabes perfecto que esa gente te pone nerviosa. Son todos una manga de mal educados. No sé para que se gastan con tanta joyería, si abren la boca y son uno más puerco que el otro. Lo más triste es que son obvios. Basta mirarlos dos o tres veces para saber cuando se van a mover, decir algo o reír falsamente. Típicos, típicos. Si pueden te dicen algo desagradable, pero claro, totalmente distorsionado o te pisan sin que nadie los vea. Y vos realmente esperas el perdón, realmente lo esperas eh, pero por favor olvidate de que llegue. La mejor de todas es cuando te tiran la ceniza y al ser muy evidente ahí si te dicen: ¨AY PERDONAME¨ y mientras te tratan de limpiar te esparcen toda la nube negra por la camisa. Todo es trucho, puro simulacro, no entiendo para que voy. Tal vez quiera torturarme un rato, que se yo. No entiendo nada, ¿que mierda hago? estoy fregando, fregando!!!!!

Cómo le pinté la cara a Luis. Ahora no puedo pensar en él sin reírme. Lo más gratificante es que no siento ni un gramo de culpa. Él me cagó y con los negocios no se jode. Acto seguido, me empomo a tu hembra. La muy guacha se hizo desear igual. Lo cual me hizo disfrutarlo más. Desde el primer momento que la vi supe que era una turra, te das cuenta a la legua. Esa forma de hablar y de caminar, parecen gacelas pero de animalitos inocentes no tienen nada. Es increíble como siempre me gustó, pero Luis era mi mejor amigo y a un amigo no se le hace eso a menos que seas muy mala leche. No lo voy a negar, yo intentaba no coquetear, pero ella me buscaba y terminábamos seduciéndonos de manera ubicada. Ayer, con toda la rabia, no aguanté más. Entré, vi esa tremenda perspectiva y me la quise comer. No sólo está re buena, sino que también tenía puesto un vestido de seda azul y se notaba que no llevaba ropa interior. Espalda al aire, en forma de v. Nada que me excite más que esas ramificaciones que culminan en las nalgas de una hermosa mujer. Miro a través del vestido, cada ondulación de su cuerpo, esta mina me lo hizo a propósito. La seda impregnada lo pedía a gritos. ¿Y acaso soy tarado yo? No, obvio que fui y la toqué. Discretamente le acaricié lo descubierto, su piel se erizó, yo me reí, me acerqué a su oreja y se lo dije. Al parecer le gustó.

Malditos adinerados. En la vida me han dado tanto trabajo. Ayer por lo menos, entre el ruido, las copas, uno puede ratonearse y disfrutar un poco más. Y no falla, cuando estás prendiéndote uno con tus compañeros, ta, te llama la doña. ¨Que se acabó el caviar, que volcaron en el papel marmolado, que faltan cubiertos...¨ es interminable la lista de quejas y pedidos. Pero bueno, es una fiesta, que más puedo pedir. Hago lo que tengo que hacer y después agarro las sobras, si es que la doña está de buen humor. Sinceramente no me molestan ese tipo de cosas, pero si la falta de respeto. Yo no tengo porque limpiar la mugre del baño. Te limpio el baño pero por Dios, no las atrocidades que los clientes te dejan. A veces no son tan sólo vómitos, sino preservativos y si, usados. ¿Nadie sabe que después uno tiene que lidiar con todo esto? ¿Nadie piensa en el prójimo? Yo me rompo el culo laburando, y mientras no perjudico a nadie. Me considero una buena persona, de pocos recursos, pero al menos ubicada. Te dejan chicles pegados debajo de la mesa, no me extraña, esta gente sólo puede engendrar mocosos desconsiderados. Ni hablar de la que te encaja al recién nacido, como si fueras una niñera particular. Te los encajan así no más, descaradamente, a ver, no ves que tengo además de tu nena miles de cosas para hacer? Tampoco se para que me molesto en poner cenicero, o en decir gracias o de nada, si total nadie te toma en cuenta. Que horror son las 5 de la tarde y todavía me falta lavar la mitad de las cosas.

Diosito por favor no! Te lo ruego que por favor no, es más, te prometo ir todos los domingos a misa, sin falta. Voy a rezarte más seguido y todo, en serio. Pero no me cagues así, me arruinas todo. A ver decime ¿que voy a hacer con mi carrera? ¿Que hago con mi futuro viaje? explicame ¿que le digo a la vieja? ¿con que cara lo miro a mi papá? Es todo muy complicado, no me puede pasar, es matemáticamente imposible. Está bien, admito que perdí la cabeza, esta vez me zarpé. Pero ¿es para tanto? una metidita, una sola! Mirá que no lo voy a tener así que no te conviene, además no fue todo mi culpa, estoy segura que me metieron algo en el trago. No fue de descuidada, no soy así, te juro, primera y última vez. Ya aprendí, nunca más. Supongo que esta pastilla va a funcionar no? o al menos hace que Javier sea estéril, no sé solucionalo. Me ves a mi con un..., carajo no puedo ni decirlo, pero me ves? no, así que no.

Lo miro y no lo puedo creer. Es mío y no porque lo diga yo, ahora lo dicen también los papeles, lo tengo bien agarradito. ¨...Prometo serte fiel en las alegrías y en las penas... todos los días de mi vida¨ dejame de joder, que agobio. Puro verso eso de que son felices para siempre, ni siquiera pasó una semana de luna de miel y ya lo quiero asesinar. Si hubiera sabido, me ahorraba todo esto, deci que es millonario. Igual está clarito que si no se muere dentro de unos años algo voy a tener que hacer. Podría divorciarme pero creo que por el bien de mi reputación me convendría mucho más enviudar, además ahora que lo pienso, el negro me sienta bien. Ay que ser despreciable, no sabe ni comer y sus pedos huelen a lobo marino. ¿Y si lo mato hoy?

Que mujer tan hermosa, quien lo hubiera dicho eh, mi mujer. Mismo cuando nos odiamos nos amamos, es tan lindo el amor. Quiero darle ochenta hijos. Quiero darle todo, nunca te va a faltar nada mi amor.

Cae la noche.

Áuryn

5 comentarios:

Anónimo dijo...

nadie puede leer algo taaaaaaan laaaaaaaaargo.

Anónimo dijo...

yo lo lei hasta el final y me gusto...estya bueno

Henry Peace dijo...

Anónimo 1 ponete las pilas y lee, que no te vas a dañar el cerebro!!

Anónimo dijo...

largo y aburido.
es una mala combinacion

luis dijo...

me gusta la idea