martes, 19 de diciembre de 2006

Las Ruinas Circulares


En Las Ruinas Circulares, Borges cuenta la historia de un hombre que, como Dios había creado al hombre, el también quería crear a otro hombre recurriendo a los sueños como potencial divino. Lo único que quería hacer este hombre era soñar...."cerró los ojos pálidos y durmió, no por flaqueza de la carne sino por determinación de la voluntad. Sabía que ese templo era el lugar que requería su invencible propósito" "sabía que su inmediata obligación era el sueño" "Quería soñar un hombre: quería soñarlo con integridad minuciosa e imponerlo a la realidad" "El arroz y las frutas de su tributo eran pábulo suficiente para su cuerpo, consagrado a la única tarea de dormir y soñar"
Vemos como Borges nos muestra la teoría de que no es imposible que un hombre por medio de los sueño cree a otro hombre. "El propósito que lo guiaba no era imposible aunque sí sobrenatural"
Esto muestra también el trasfondo filosófico en sus cuentos, lo cual se refleja en su concepción del tiempo, el espacio, la muerte, el infinito, la existencia humana y el mundo.
Borges toma el mundo real como si fuera una alucinación dentro de la cual vivimos, sin darnos cuenta.
Él nos presenta que el mago que, soñando creo a un hombre, había sido creado por otro soñador. Partimos entonces del hecho de que para llegar a un sueño, se tiene como base de partida un punto “real” del que emana un sueño dentro del que a su vez puede emanar un subsueño y ese segregar en otro y otro...
Aunque Borges no creía en la existencia de Dios, era agnóstico, si ubicamos en ese punto de partida, en ese punto “real” a Dios, entonces el hombre emana como sueño de Dios y los sueños del hombre serian subsueños y así infinitamente.
Todo esto a lo unico que quiere llegar, es a pensar si es verdad que la realidad que experimentamos los humanos no existe tal y como la vemos. ¿Puede ser, que el mundo coherente en el cual creemos vivir, gobernado por la razón, y codificado por las categorías morales e intelectuales, no sea real, sea una invencion del hombre? Y por lo tanto pensar que en el mundo real, y no en el aparente, abunda lo absurdo, la imperfección y el sinsentido.


Imagen del articulo: Andres Palma


El Pequeño Nicolás

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Buena onda domir voluntariamente!!! hace una semana que no duermo que me den la receta!

lucio de casi barrio parque dijo...

querido anonimo: a mi antes me costaba mucho dormir y un dia le dije a mercedes (la señora que trabaja en casa) mercedes puede ser algo para dormir, si señor me respondio ella, y me trajo leche calentita con wisky, muy bueno!!!
despues me entere que mama me lo daba de chiquito para dormir...

Mar dijo...

Muy Bueno!!! un mundo sin fin de sueños conectados. Vos sos un sueño, o yo soy la que pertenece a un sueño????? Muchas cadenas!!

Anónimo dijo...

http://www.monografias.com/trabajos17/caos-sociedad/caos-sociedad.shtml

Anónimo dijo...

UN CONSEJO: LEAN EL CUENTO A CONCIENCIA ANTES DE AVENTURARSE A LEER CRITICAS QUE PUEDEN SER MEDIOCRES...
INTERPRETEN COMO PUEDAN EL RELATO O BUSQUEN CRITICA DE FUENTES CAPACITADAS Y CONFIABLES...
ELISABET

Juan de los Palotes dijo...

Este cuento tiene un fuerte sesgo determinista (circunstancias que escapan a nuestro control de modo que nadie es responsable de lo que hace o deja de hacer). Alguien que intenta manejar de alguna manera la realidad que lo circunda dentro en una condición que puede aplicar su libre albedrío y despojarse de todo regimiento causal.
El mago, efectivamente selecciona las partes de un hijo que será su creación perfecta. A esta perfección la alcanza negando negaciones, fracasos sistemáticos que lo llevan a su objetivo y además esperó, sin forzarlo, el momento indicado para soñar y construir.
En una parte Borges señala "En las cosmogonías gnósticas, los demiurgos amasan un rojo Adán que no logra ponerse de pie; tan inhábil y rudo y elemental como ese Adán de polvo era el Adán de sueño que las noches del mago habían fabricado". Las visiones del universo gnósticas contemplan al fuego como fuerza espiritual vida insustituible y sería el dios del fuego quien le daría existencia al hijo del mago quien cuando alcanza la perfección de su creado, le impone el olvido, para que no recuerde su origen imperfecto y desconozca su condición de animado por el fuego. Pero llegó el momento fatal al verse abrazado por el fuego; el mago se quiso retirar de la vida, como el “beto” Alonso del fútbol, dejar una obra póstuma maestra, pero la fatalidad no fue morir, sino darse cuenta que él era otro ser animado por el fuego, un sueño de otro.

Juan de los Palotes dijo...

Voy a recomendar "el banquito verde". Yo te recomiendo www.virgenamparame.blogspot.com. Va contra el buen gusto estético y sobre todo es en algunas partes ofensivo, pero la sección "un cacho de cultura" intenta revindicar la calidad del blog. Abrazos
Ah...escuchen "elephant gun" de beirut, vean traspotting y lean "el otoño del patriarca"..grosso